Relaciones Sociales Entre Empleados abril 29, 2016 Categoría:

Familia-Pareja

Las familias pueden beneficiarse de la mediación a la hora de tomar decisiones complejas, no solo las relativas a divorcios o separaciones sino todas aquellas situaciones en las que dos o más personas deban tomar decisiones difíciles que provocan tensión familiar, como pueden ser:

  • Separación o ruptura de pareja; custodias, régimen de comunicación y visitas, manutención y educación de los hijos, vivienda familiar, pago de hipotecas, liquidación de gananciales.
  • Partición de herencias.
  • Asuntos relativos al cuidado y atención de personas mayores.
  • Finanzas familiares, uso de viviendas u otros bienes compartidos.
  • Temas relativos a los hijos adolescentes; privilegios y responsabilidades, planes de futuro.

A través de nuestro servicio de mediación familiar podemos ayudar a las familias a encontrar soluciones de mutuo acuerdo, creando un espacio de diálogo donde todas las partes tengan la oportunidad de participar y manifestarse, compartiendo la responsabilidad de afrontar y crear soluciones, reforzando la confianza y reduciendo los posibles desacuerdos o malentendidos que puedan darse durante el proceso  o en el futuro.